Soraya, ¿dónde está tu bebé?

Soraya, ¿dónde está tu bebé?

Acabo de ver a Soraya Saénz de Santamaría reunida con el equipo del PSOE, negociando el traspaso de poderes que le encargó Rajoy. No he podido evitar pensar en su bebé, Iván, de apenas dos semanas. Si pudiera tener cinco minutos para hablar con ella, sé lo que le preguntaría:

¿Soraya, dónde está tu bebé? ¿quién lo está cuidando?
¿No sabes que lo único que necesita Iván es que estés con él? A él no le compensa que le hayas dejado con papá o con una niñera que le dé un biberón. Él necesita tu calor, tu olor, el sonido de tu corazón, tu pecho y tu leche. No le sirve que le veas en foto o por webcam, él necesita tu presencia, te necesita a ti.

¿Quién te ha engañado? ¿quién te ha hecho creer que eres importante?
¿No sabes que para quien realmente eres la persona más importante de todo este mundo es para tu hijo? Y tú no estás con él. No le basta con que estés por la tarde o por la noche. Él no conoce el reloj, no sabe cuándo vas a volver, ni si vas a volver. Tu hijo sólo sabe que si no está con su madre, se siente solo, desprotegido, en peligro.

¿Qué ejemplo estás dando? ¿qué le dirán los jefes a sus trabajadoras cuando se queden embarazadas? ¿de qué sirve tanto hablar de conciliación laboral en la campaña electoral si os retractáis la misma noche de las elecciones?
¿De verdad se preocupaba tu jefe por ti cuando no quería que saltaras en el balcón, cuando, inmediatamente después, te puso a trabajar a destajo?
Imagino lo que te ha costado llegar hasta dónde estás, imagino lo importante que es para ti tu carrera política, pero lo que estás haciendo con tu hijo no es un ejemplo de conciliación, es un ejemplo de abandono. Debería haber sido tu jefe el que mostrara un sincero interés por ti y por tu hijo, y te brindara todas las posibilidades para que pudieras estar con Iván y volver a tus actividades políticas más adelante. En lugar de cargarte con esa responsabilidad, debería haber dicho algo así: “vamos a cuidar a esta madre y a su bebé, porque ella sí que tiene el trabajo más importante del mundo, apoyar a este nuevo ser humano en su desarrollo.”

Me podrás decir que cada madre es libre de decidir sobre su vida familiar y laboral, pero ¿qué pensará de eso Iván, tu hijo? Él sí que no puede decidir, él está a merced de sus padres. ¿Dónde están sus derechos y sus necesidades?

¿A qué esperas para estar con tu bebé? El tiempo que estás perdiendo es un tiempo precioso e irrecuperable. Tu bebé nunca volverá a tener dos semanas. Ahora mismo, nada es más importante que estar con tu hijo.

Por favor, Soraya, no quiero que te tomes esto como un ataque. Sé que han dicho muchas cosas duras sobre ti estos últimos días, pero me gustaría que esta charla te sirviera para recapacitar. Ideológicamente, no tenemos nada en común, pero no se trata de una cuestión política, se trata de tu hijo. Yo sé las consecuencias que tienen, en un bebé, el miedo, la soledad y la falta de su madre; lo veo cada día en mi consulta. Por favor, ve con tu bebé, él necesita que estés todo el día a su lado. Me daría mucha pena que me llamara dentro de 20 o 30 años para hacer terapia pudiendo haber hecho algo por evitarlo.

 

Texto: Ramón Soler

Foto: Europapress

Acerca del autor

Ramón Soler Ramón Soler - rsoler@mentelibre.es Psicólogo Colegiado Sanitario experto en Terapia Regresiva Reconstructiva, Hipnosis Clínica, Psicologia Pre y Perinatal, Psicología infantil y Psicología de la Mujer. Escritor, Divulgador y Conferenciante. En la actualidad pasa consulta Online para todo el mundo y Presencial en Málaga (España). Compagina esta labor con la de Codirector, Autor y Administrador de este Blog. Puedes visitar más sobre su trabajo como Psicólogo en : www.regresionesterapeuticas.com