El mejor regalo para estas Navidades

El mejor regalo para estas Navidades

Ya estamos entrando en las fiestas invernales y por doquier leemos mensajes de alegría, felicitaciones y buenos propósitos. Sin embargo, si paseas un poco por la calle o por algún centro comercial, la mayoría de las conversaciones que se pueden oír se alejan mucho de ese espíritu de buena voluntad que muestran las campañas publicitarias y los carteles de los autobuses. Ansiedad, estrés, crispación, mal humor y poco respeto por los otros son normales en los intercambios con los dependientes, los demás viandantes o los otros conductores. De hecho, en el tráfico es donde se pueden ver estos días las mayores barrabasadas.

Exceso de compras, exceso de presión, exceso de consumismo están relegando al pasado el verdadero sentido de renovación y vida de estas fiestas que celebran la llegada del invierno, el nacimiento, el parto. Fiestas que se celebran en comunidad y que en su trasfondo son un alegato al altruismo, el espíritu de la unión y la cooperación.

¿Estamos aún a tiempo de recuperar el alma de las fiestas? Desde luego que sí. Todos desde nuestra humilde individualidad podemos contribuir al bien común y además sin necesidad de consumir o gastar dinero. Todos podemos colaborar con nuestras ideas. La nuestra es la siguiente: que cada uno de nosotros sea un eslabón en una cadena de sonrisas que lleve un mensaje de positividad y buen humor por todos los rincones por los que pasemos y paseemos.

Elige un día de estas fiestas para formar parte de esta cadena. Ese día, al levantarte sonríete a ti mismo de forma franca, desde el corazón y después, a medida que vaya transcurriendo el día, aparta la amargura y los malos pensamientos de tu mente y regálale una enorme sonrisa sincera a tus familiares, a tus parientes, a las personas con las que te cruces por la calle, a tus compañeros de trabajo, al tendero, a la quiosquera y hasta a la persona que peor te caiga del mundo. Seguro, que a su vez, muchos de ellos te devolverán la sonrisa y además, tu sonrisa tendrá otros efectos muy beneficiosos pues a algunas de las personas que la reciban, les alegrarás el día, otras, por lo menos, tendrán un momento luminoso en su existencia y la mayoría, sentirán en su cuerpo el efecto positivo de las endorfinas recorriendo su cuerpo. Y siguiendo esta cadena de sonrisas, tal vez alguna de esas personas con la que te cruzaste, decida por si misma realizar su propia cadena de sonrisas. Por cierto, esta acción no tiene efectos secundarios y puedes realizarla siempre que lo desees, incluso, convertirlo en una forma de vida.

Queridos amigos, gracias por estar ahí y seguirnos cada semana en esta publicación sobre la mente y el ser. Os deseamos unas felices fiestas y os enviamos como regalo nuestra mejor y más amplia sonrisa.

Texto: Elena Mayorga

Acerca del autor

Elena Mayorga Elena Mayorga - emayorga@mentelibre.es Licenciada en Filosofía y Letras. Madre, Escritora, Pensadora y Divulgadora. Escribo principalmente sobre Crianza Respetuosa, Procesos Emocionales de la Mujer, Maternidad y Autoconocimiento . Autora de literatura infantil Respetuosa. Bloguera.