Testimonios: ansiedad, miedos y alternativas a la medicación.

Testimonios: ansiedad, miedos y alternativas a la medicación.

Estimados amigos,

En nuestro continuo anhelo de renovación y mejora, hoy inauguramos una nueva sección: Testimonios.

Hacía tiempo que deseábamos darle voz a las numerosas personas que día a día nos escriben para compartir sus experiencias con nosotros. El contacto con la realidad, a través de estas historias, nos parece fundamental.

En esta sección podremos leer historias personales relacionadas con los artículos publicados en la revista, así como declaraciones sobre las vivencias de personas a las que acompaño en mi consulta. Os animamos a todos a seguir enviándonos vuestros testimonios, poco a poco, los iremos publicando todos.

Para abrir este apartado, os traemos la historia de Pilar, una chica que está realizando su propio proceso terapéutico de liberación y que escribió estas líneas con la intención de ayudar a otras personas que pudieran estar pasando por el mismo sufrimiento que ella ha conocido. Es un testimonio valiente y sincero, escrito desde el corazón y la generosidad.

Me llamo Pilar U.R. escribo esto para aquellas personas que pasan por esto o algo similar. Sólo quien lo vive sabe lo que es o puede entenderlo. He sufrido crisis de pánico, ansiedad y fobia social.

Tengo 28 años y, después de vivir mi mayor crisis profunda y haber tocado fondo, conocí a Ramón, mi psicólogo. Con él, empecé una terapia diferente a las que había asistido, Terapia de Regresiones, para poder entender el porqué me ocurre esto y poder salir de ello.

Llevo, desde muy pequeña, asistiendo a psicólogos, terapeutas, porque siempre he tenido miedos. Nunca podía quedarme sola ni ir sola a ningún sitio, ni hacer las cosas por mí misma, con lo cual, todo eso acarreaba bastantes problemas a nivel personal y con los que estaban a mi alrededor.

He vivido hasta los 19 años pensando que era timidez y que, bueno, eso era así. Sufría pánico, inseguridad, ansiedad al tratar con la gente. Pero me hice fuerte y aprendí a convivir con ello, a enfrentarme a eso, aún pasándolo mal. Y que era lo que había. Mi carácter se convirtió en algo agresivo. Si no iba con alguien muy cercano a mí, que me conociera realmente, no salía ni iba a ningún sitio, con varias experiencias difíciles y horribles para mí.

Cuando tenía 20 años, ya no controlaba la situación y empecé con ataques de ansiedad muy altos y, cada dos días, acudía al hospital. Empezaron a mandarme pastillas y así la ansiedad de me controlaba. Pero ya no me encontraba bien. Mi mente ya estaba demasiado tocada. Todo en mi vida se desmoronó… trabajo, amigas, novio, familia. Sólo mi madre, a pesar de sufrirlo conmigo, seguía ahí para no dejarme en ningún momento.

Tomé la decisión de marcharme a otro lugar, empezar de nuevo y así creía que mejoraría y que todo cambiaría. Los médicos me pusieron un tratamiento antidepresivo y empecé a sentirme algo mejor. Estuve 7 años con ese tratamiento, el cual, lo intenté retirar en 4 ocasiones y era horrible. Debía seguir tomándolo porque volvía a los síntomas primeros, pero más altos.

Yo creía hacer una vida normal, mi trabajo, salía, entraba, con algunas limitaciones, pero lo hacía. Pero según iba pasando el tiempo, sentía que algo raro ocurría en mí. Iba sintiendo dentro de mí como un vacío, nada me llenaba, y me sentía más y más vacía. No llegaba a sentirme llena por nada de lo que hacía, ni de la gente de mi alrededor.

Me di cuenta de que los antidepresivos me tenían dormida, que mi corazón no podía sentir de verdad y eso no me dejaba ir creciendo como persona. No podía sentir de verdad y eso, a su vez, me fue vaciando. Los antidepresivos me crearon una dependencia y tardé un año en poder quitármelos. Me crearon un doble problema, una adicción y el problema que tenía. Lo taparon, pero no pude solucionarlo. Cuando por fin pude solucionar esa adicción, salió todo a flote, pero a lo grande.

Con esto quiero decir que no los toméis, que seáis fuertes. Que existen terapias, como la que yo hago, que te ayudan y no perjudican.

No es fácil, nada fácil, porque es la mente la que te controla y no entiendes. Crees volverte loco/a, ni piensas que puedes superarlo. Esto no se cura de la noche a la mañana, pero con terapias intensas que te ayudan a colocar tu vida emocional y mental para saber porqué ocurre todo esto en tu cuerpo y te ayuda a organizar tu vida, desde un punto pasado hasta el presente.

Los que leéis esto, los que pasáis por ello, sabéis que es difícil, que por momentos es como un infierno, que es duro sentirte diferente y ver al resto cómo pueden hacer una vida normal, con sus cosas. Pero si, de verdad, con el corazón, queréis acabar con ello, sed fuertes, acudid a buenos profesionales con Terapias de Regresiones. Son eficaces para entender muchas cosas.

No toméis antidepresivos, por mi experiencia, es como estar muerto en vida. No curan el problema, lo tapan y, en algún momento, en algún punto de vuestras vidas, todo acabará saliendo. Tomaréis, quizás, decisiones equivocadas en la vida que para nada son la solución.

Pienso que en esta vida hay que sentir para poder vivir. Si no, nada tendrá sentido en el camino de vuestras vidas. Trabajad con buenos psicólogos que os hagan trabajar vuestro Yo personal y el día que eso ocurra, todo, poquito a poco, irá cambiando.

Nunca toméis el camino fácil porque alguna trampa tiene. Y sé que, en esos momentos, las pastillas son el camino fácil. No importa el camino difícil, el tiempo que tarde, lo que importa es lo que después venga. Sea tranquilidad, una vida normal y poder vivir feliz el tiempo restante.

Muchas gracias, Pilar, por permitirnos compartir tu historia.

Imagen: flickr

Acerca del autor

Ramón Soler Ramón Soler - rsoler@mentelibre.es Psicólogo Colegiado Sanitario experto en Terapia Regresiva Reconstructiva, Hipnosis Clínica, Psicologia Pre y Perinatal, Psicología infantil y Psicología de la Mujer. Escritor, Divulgador y Conferenciante. En la actualidad pasa consulta Online para todo el mundo y Presencial en Málaga (España). Compagina esta labor con la de Codirector, Autor y Administrador de este Blog. Puedes visitar más sobre su trabajo como Psicólogo en : www.regresionesterapeuticas.com