La perversión de Dodot y los supuestos expertos en sueño infantil.

La perversión de Dodot y los supuestos expertos en sueño infantil.

Dodot ha puesto en marcha una nueva campaña publicitaria, “Noches de un tirón”, en la que ofertan unos pañales súper-absorbentes utilizando la excusa de que si los bebés los llevan puestos para dormir, no molestarán a sus padres en toda la noche (por lo que los agotados Mamá y Papá, dormirán un montón de horas sin ser interrumpidos y lograrán su anhelado y necesario reposo).

Para dotar de una imagen más seria a su campaña, los directivos de la empresa no han dudado en fichar a Diego García Borreguero (presidente de la Sociedad Española del Sueño) y pagarle un estudio sobre el sueño infantil en el que se confirma la hipótesis que Dodot necesita para justificar la forma de vender sus pañales, a saber, que los niños deben dormir toda la noche solos (y sin molestar) en su habitación para que sus padres puedan pasar sus “Noches de un tirón” y descansar de sus agotadoras jornadas.

Los intereses comerciales y la ciencia más obsoleta aúnan, una vez más, sus esfuerzos para retroalimentarse y enriquecerse mutuamente. Las víctimas, como suele suceder, son los indefensos bebés y niñ@s pequeñ@s.

Por otra parte, curiosamente y coincidiendo con el Día Mundial del Sueño, esta misma semana hemos podido ver o leer a este mismo experto, el  que ha diseñado el estudio financiado por Dodot, afirmando, sin pestañear, barbaridades como que “un bebé debería saber dormir, con un mes y medio de vida” o que “si duerme en la cama de sus padres podría desarrollar un apego excesivo con la madre”.

Con estas declaraciones, este supuesto experto deja entrever, además de su adultocentrismo (las verdaderas necesidades fisiológicas y emocionales de los bebés no tienen cabida),  los motivos reales, inconscientes, de su obsesión por el sueño en solitario de bebés y niñ@s: la ruptura del vínculo “madre-bebé” para así evitar que el pequeño tenga un “apego excesivo” (aún no he entendido lo que significa esto). Separar a las madres de sus bebés es un viejo método, utilizado desde la antigüedad por las sociedades más guerreras para asegurarse niños (y niñas) sumisos y obedientes que, con el paso del tiempo se convertirían en soldados agresivos y, desde luego, sumisos y obedientes, a la par de niñas y mujeres devotas, débiles y apocadas. Muchos siglos después, como nos muestra la campaña de Dodot, estos métodos se han sofisticados y sus ejecutores llevan bata blanca, pero el objetivo sigue siendo el mismo: quebrar y someter la voluntad de los pequeños desde el mismo momento de su nacimiento.

Por otra parte, también es falsa la idea que transmite el estudio de que “Más de un 60%* de los niños entre 0 y 36 meses presenta problemas para conciliar el sueño durante la noche”. Bien es sabido, y sí que está científicamente demostrado por estudios serios ( véase la extraordinaria recopilación de la doctora María Berrozpe “El debate científico sobre la realidad del sueño infantil“), que en los primeros años de vida, el patrón de sueño de los niños es diferente al de los adultos y que va cambiando según la edad del pequeño. Desde luego, resulta totalmente normal que bebés y niñ@s se despierten varias veces por la noche para comprobar si sus padres están con ellos, para pedir comida, agua, etc. Si estos pequeños sienten que están solos, notarán ansiedad, miedo, estrés y llorarán dando la señal de alerta a los padres para que les alimenten y/o les salven de posibles depredadores (a fin de cuentas hasta hace pocos cientos de años vivíamos en entornos naturales muy hostiles y evolutivamente, debido a la inmadurez del infante humano, nuestros pequeños fueron diseñados para ser protegidos día y noche). Resulta de lo más absurdo pretender que bebés y niños pequeños se duerman solos y en el momento en que nosotros queramos. Si creamos un problema donde no lo hay, será más fácil vender a los (agotados) padres las soluciones que diseñemos para ese falso problema. La cuestión es que ésta es una práctica muy poco ética.

Por cierto, no quiero dejar de señalar aquí que la verdadera realidad del sueño infantil (no la que nos pretenden vender el estudio y los anuncios) la conocen bien desde Dodot. Todos sabemos que los bebés y los niños se despiertan varias veces por noche. ¿Por qué si no titular la campaña “Noches del tirón”? Aunque en un primer momento, el título nos lleve a engaño y juegue con esa falsa idea (alentada desde su estudio) de que si un bebé se despierta por la noche es porque tiene un problema “patológico”, en realidad, las noches del tirón, como podemos ver en los anuncios, son para los padres. Por supuesto que en Dodot conocen bien la verdadera realidad del sueño infantil: ¿por qué razón sus anuncios muestran de forma explícita a bebés despiertos en plena noche (si además son tan felices y duermen tan bien y secos con sus pañales)?  Sencilla respuesta, porque, evidentemente, es una realidad inapelable que los bebés y los niños pequeños se despiertan por las noches (por motivos fisiológicos, emocionales, psicológicos y evolutivos de nuestra especie) y que no duermen (ni aun llevando sus pañales) de un tirón.

Sabemos que los bebés se despiertan por las noches (los de Dodot también), sabemos que los pequeños necesitan sentirse seguros y notar la presencia de un adulto para dormir de forma saludable y no angustiarse al despertar, me aventuraría a afirmar que los de Dodot también. Entonces ¿cómo pretenden vender sus pañales para hacer creer a los padres que dormirán la noche de un tirón? ¿Cuál es su fórmula mágica? (ya hemos visto que real no es). Veámoslo.

Si habéis visto los anuncios (aquí), comprobaréis cómo las imágenes se centran en mostrar a bebés sonrientes, solos (o unos gemelos en cunas separadas) y felices en sus preciosas y muy iluminadas habitaciones de diseño. No hay ningún rastro de los padres, no aparecen. Además, en todo momento vemos a bebés sonrientes, sanos, felices, independientes, seguros de sí mismos y capaces de lograr todos sus objetivos sin la ayuda de un adulto. Según las imágenes del anuncio, estos pequeños no necesitan ni comida, ni consuelo, ni seguridad, sólo coger un chupete diferente (el bebé arrastra la cuna hasta una mesilla de noche) o intercambiar el peluche con el del hermano. Una vez más, nos manipulan y nos venden la idea de que si un bebé se despierta no lo hace por una causa fisiológica o emocional real, sino por un “capricho” como cambiar el chupete o el muñeco (por cierto, aquí se normalizan los famosos utensilios conductistas de consuelo). No puedo más que alarmarme al pensar en el daño real que estos anuncios torticeros infligen a la salud de bebés y niños pequeños difundiendo falsos mitos sobre sus necesidades. Vuelvo a repetir, los bebés por las noches se despiertan, necesitan comer, beber, sentirse seguros, protegidos, son pequeños y sumamente inmaduros para poder proveerse de alimento o darse seguridad a sí mismos. Los bebés y los niños pequeños necesitan día y noche atención. Atención que no les presta un pañal. Un pañal es un objeto inanimado, no da cariño, cobijo, amor, seguridad, sólo, recoge los desechos corporales. Los de Dodot, me vuelvo aventurar a pensar, también lo saben (si no, ¿por qué tanto empeño en mostrar una imagen tan falsa como irreal de bebés independientes y felices en sus solitarios cuartos?). Sin embargo, el texto que acompaña a los anuncios afirman: “No sabemos lo que necesita tu bebé para quedarse dormido, pero sí lo que necesita para dormir seco toda la noche… Dodot 12 horas seco”.

Señores de Dodot, en realidad, TODOS SABEMOS, lo que necesita un bebé para quedarse dormido: la presencia de su madre, de su contacto, su calor, su olor, su pecho, su leche. También la de su padre. Si tiene todo esto, el bebé se dormirá. ¿Verdad?

Entiendo que Dodot es una empresa y que su interés es generar beneficios, pero es totalmente amoral falsear la información que se ofrece a los padres para que compren sus pañales.

Texto: Ramón Soler

Foto: flickr

Acerca del autor

Ramón Soler Ramón Soler - rsoler@mentelibre.es Psicólogo Colegiado Sanitario experto en Terapia Regresiva Reconstructiva, Hipnosis Clínica, Psicologia Pre y Perinatal, Psicología infantil y Psicología de la Mujer. Escritor, Divulgador y Conferenciante. En la actualidad pasa consulta Online para todo el mundo y Presencial en Málaga (España). Compagina esta labor con la de Codirector, Autor y Administrador de este Blog. Puedes visitar más sobre su trabajo como Psicólogo en : www.regresionesterapeuticas.com